Ésta es una entraña más de el cuarto claro, no una estancia aledaña.
Mis poemas, y algún otro texto, el 99% de las veces los expongo en el otro. Fotografías, en ambos.

sábado, 9 de abril de 2011

La inocencia del guisante

3 comentarios:

luis dijo...

Esto sí que es una maravilla. Me encanta la imagen en sí misma, pero es que además el revelado hasta lograr ese tono me parece un lujado total.
Tienes razón en tu contestación a mi comentario del post anterior, pero es que a veces uno siente que algo se pierde cuando ya no está.
Saludos amiga.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Querido Luis, eres una enorme persona. Tú sabes que nada se va si uno es el que permanece.

El revelado es sencillo como siempre, un buen color y dos buenos blancos y negros distintos bien trabajados los tres (para buscar un buen byn primero hay que conseguir antes un buen color en sus buenas luces) y luego buscado el punto de transparencia entre las tres capas que me permiten ese casi "no color" que a veces me pide "el cuerpo", es decir, la fotografía que va abriéndose camino...:)
Un abrazo enorme, Luis.

Mark de Zabaleta dijo...

Foto muy estética...

Mark de Zabaleta

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.