Ésta es una entraña más de el cuarto claro, no una estancia aledaña.
Mis poemas, y algún otro texto, el 99% de las veces los expongo en el otro. Fotografías, en ambos.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Viene y nieve el Sur

martes, 27 de diciembre de 2011

S/T

Tótem I

Recupero con esta una anitgua serie, "Visiones de un ama de casa", en realidad aquella con la que  inauguré mi entrada en internet allá por finales del 2001. La expusieron en una página de la que no logro ni recordar su nombre, de origen geográfico asturiano, pero que estoy casi segura que ya no existe. Después siempre fui haciendo alguna, aunque las iba incorporando a otras series, tal vez porque al vivir en el campo, a partir del 2002, todo se me unía. me recuerdo siempre diciendo algo así como que en vez de vivir en un piso de "x" metros cuadrados vivía en una hectárea sin techo y con suelo de yerba, o sea, que la casa que cuidaba el ama de casa la conformaba el mismo campo.

sábado, 24 de diciembre de 2011

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Yerba

La que siempre pisamos, la que comporta la base de la pirámide nutricional de este planeta, al menos en su ámbito terrestre. Sin ella, ninguna especie superior existiría o podría subsistir.

A propósito de rojos y verdes (by the way RHCP)

A propósito de rojos y verdes que son los colores con los que me ha dado por ir decorando el blog "el cuarto claro" desde hace unos meses, se me aparecieron este sábado pasado por madrid, los dos colores,  en forma de pimientos, o guindillas, o chiles, para mí, lo mismo da, porque su nombre The red hot chili peppers siempre se me han figurado en  como sendas manchas brillantesen mi mente en los dos colores, y  el pique, el pique en las comidas es que cada día me gusta más.
Aunque no los pude disfrutar personalmente si tuve delegación bien representada: mi sobrina Vicky y mi hijo, de la mano de mi hermano, que es el verdadero fan de ellos y el que nos ha puesto siempre la cabeza como un bombo con las loas hacia el grupo, de tal forma, que mí también terminaron por gustarme.

Aquí abajo una foto horrible (con móvil y de noche) de mi sobrina y mi hijo que he tratado de adecentar para la ocasión, y más abajo la excusa de esta entrada, poner aquí los enlaces a los videos que grabaron sobre la actuación, todos horribles también, de malos y mal grabados, pero que hacen que se me pongan los dientes largos por no haber estado allí... aunque luego hubiera tenido que neterrar la cabeza en una cuba de analgésicos...:))). Me hace ilusión enlazarlos
A mí es que los Red Hot Chili Peppers ¡me encantan!.
Aquí la prueba documental de la  autenticidad de los videos, ;)



Por cierto y un apunte sociológico curioso: mi hijo me ha dicho que los de 25 años no botaban, como si tal cosa ante ese espectáculo y esa marcha que es capaz de hacer resucitar a los muertos; sin embargo los treintones casi cuarentones y los de cincuenta sí, y los más jóvenes como ellos también. Me da qué pensar, la verdad.


(Se reproducen todos los videos, son cortos, unos detrás de otros)

domingo, 18 de diciembre de 2011

sábado, 10 de diciembre de 2011

domingo, 4 de diciembre de 2011

Mi primera azotea

Una foto recuerdo de la azotea de mi antiguo piso en Sevilla. De renta antigua era, alquilado a la vez a mis abuelos desde el año 1932. Allí vivieron ellos, mi padre y su hermano, mi tío, después él y su mujer cuando se casaron, más tarde mis padres con mis mismos abuelos; allí, aunque ya en hospitales, nacimos las tres hermanas de los cuatro que somos. Sobre los seis años míos (soy la mayor),  se mudaron mis padres a otro piso, también de alquiler, como siempre hemos vivido,  donde  podíamos habitar más holgadamente (no mucho más, entonces nos conformábamos y éramos felices con bastante menos).
Después, al llegar la hora de formar yo familia quiso la fortuna, por no alabarme el esfuerzo,  que ese piso pudiera ser subrogado a mi nombre. 1.100 pesetas pagaba, 110 metros cuadrados. Viejo, pero precioso, con cinco balcones y una ventana a la barreduela de Enrique el cojo y cuatro ventanas más al jardín-parque del palacio. Hasta la fecha de esta foto, 2001, estuvimos viviendo en él. Ahí, en hospital, nació también mi hijo.
Hoy me la ha recordado un deposito de agua de zinc que he visto en el blog de Tomás Rivero. El de esta azotea, que daba agua al cuarto de baño de la vivienda, inmediata en el piso de abajo a ese suelo rojo, estaba situado a la derecha de la fotografía, al lado de la tinaja de barro donde seimpre crecía  un jazmín enorme y de las macetas de yerbabuena, claveles y rosas de mi abuelo.
Aquí, en esta entrada antigua de El cuarto claro se puede leer más sobre las azoteas de Sevilla y sobre esta en particular.


sábado, 3 de diciembre de 2011

Mi primera reflex

Hay que renunciar a mucho para poder desprenderse de lo que una es. También, o más, para poder recuperarlo. Pero la satisfación en ambos casos, no tiene precio, el BIEN—ESTAR—SIENDO producido.
Al final, como siempre, cuestión de voluntad.

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.