Ésta es una entraña más de el cuarto claro, no una estancia aledaña.
Mis poemas, y algún otro texto, el 99% de las veces los expongo en el otro. Fotografías, en ambos.

sábado, 15 de enero de 2011

La puerta

Se puede seguir en esta entrada de mi blog central

6 comentarios:

luis dijo...

Una puerta a la sombra de un sol que lo puede todo. Magnifica.
Saludos

Jorreto dijo...

Esos colores dominados por el albero, esa luz, que bien temprano empieza a querer anunciar la primavera en Sevilla, forman parte de ese "color especial" que yo sé que tu de alguna manera repudias pero que, quieras o no, tiene necesariamente que formar parte de tu narrativa. A mi personalmente me encanta.
Un beso,

Sofía Serra Giráldez dijo...

Antonio yo no repudio el color especial de Sevilla. ¿Cómo lo voy a repudiar si lo vivo y lo "mamo" desde que nací y hasta vive en mí? Lo que repudio es la falta de imaginación o la superficialidad que conlleva explicar todo lo del otro anclándose a un estereotipo. Eso nada más es lo que me pone enferma. Enferma de la muerte, vamos.
Gracias a ambos.
Besos

Jorreto dijo...

jejejjjj....a eso me refería, al topicazo. ESE es el que se bien que te enferma.
Un beso,

Sofía Serra Giráldez dijo...

:)
que no, que no es el topico, Antonio, el tópico siempre encierra una gran verdad, por algo se construye en la mente común. A mí lo que me enferma es que, teniendo en cuenta que seres inteligentes somos, es decir, capaces de buscar la respuesta, o el porqué por nosotros mismos, se recurra por defecto a él para explicar cualquier cuestión, esto es se haga uso de ESO que sí tanto odio, la comodidad mental. ¿Por qué?. PORQU CONSIDERO UN DEBER DE SER HUMANO hacer uso de nuestras prerrogativas, y un derecho del resto de los seres humanos presuponer que se va a hacer uso de ellas, ésas por las que tanto clamamos a veces, capacidad para pensar inteligente y libremente, lo que implica una alta responsabilidad, es decir, un esfuerzo, UNA CUESTIÓN DE VOLUNTAD.
Eso es lo que me pone enferma, Antonio, la puñetera pereza, la falta de voluntas, no el tópico, sino el uso que se hace de él.
Los tópicos sólo son muletas, apoyos para un Hombre que no las necesita, que anda bien, magníficamente sin ellas.
Espero explicarme esta vez, :)
besos

Rosa María dijo...

Hola Sofia: Me encanta la naturalidad de la fotografía. En ella podemos valorar que lo sencillo también puede ser bello.
Un abraciño

 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.