Ésta es una entraña más de el cuarto claro, no una estancia aledaña.
Mis poemas, y algún otro texto, el 99% de las veces los expongo en el otro. Fotografías, en ambos.

sábado, 28 de julio de 2012

Rosal de la frontera

Disparo de la fotografía: (Sintra, Portugal), Sofía Serra, Nikon D-80, Nikkor 18-135, 27/Julio/2012, 30054.

miércoles, 25 de julio de 2012

Horizonte

Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra, Nikon D-80, Nikkor 18-135, 20/Julio/2012, 29870.

Clavel y monja en calle enladrillada

Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra, Nikon D-80, Nikkor 18-135, 20/Julio/2012, 29868.

domingo, 22 de julio de 2012

Jardín con zinnias

Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra, Nikon D-80, Nikkor 18-135, 19/Julio/2012, 29886.

jueves, 19 de julio de 2012

El sitio

Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra, Nikon D-80, Nikkor 18-135, 3/Julio/2012, 29850.

domingo, 15 de julio de 2012

Política de Poeta

Mientras duren los tiempos, amaré.
(Del poema "Autobiografía"
Javier Sánchez MenéndezFaltan palabras en el diccionario.
 Libros del aire, 2011)

Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra,  Casa, Nikon D-80, Nikkor 18-135, 10/Julio/2012, 29855.



sábado, 14 de julio de 2012

Sereno

Tener que acudir a fotografiar al hijo de una para intentar recuperar alguna esperanza para el futuro de este país, me habla del nivel de locura e insensatez que se pasea por esta piel de toro, pero también de lo afortunada que soy. Eso sí, ojalá fuera millonaria para poder enviarlo a seguir sus estudios en el extranjero. El instinto de protección de madre no se pierde por muy crecido que esté ya el retoño.
Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra,  Nikon D-80, Nikkor 18-135, 15/Junio/2012, 29538.

jueves, 12 de julio de 2012

El Islamirilión

Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra,  Nikon D-80, Nikkor 18-135, 3/Julio/2012, 29844.

martes, 10 de julio de 2012

El jardín de la rosa amarilla

Disparo de la fotografía: Sevilla, Sofía Serra,  Nikon D-80, Nikkor 18-135, 3/Julio/2012, 29799.

lunes, 9 de julio de 2012

Tesis

Disparo de la fotografía: Sevilla,  Sofía Serra,  Nikon D-80, Nikkor 18-135, 23/Junio/2012, 29767.

La Pen-ínsula

Disparo de la fotografía: Sevilla,  Sofía Serra,  Nikon D-80, Nikkor 18/135,
0.017 s  (1/60),  f/5.3-58 mm. 1/Julio/2012, 29833.

domingo, 8 de julio de 2012

La isla

Disparo de la fotografía: Sevilla,  Sofía Serra,  Nikon D-80, Nikkor 18/135,
0.0020 s  (1/500),  f/5.6-125 mm. 3/Julio/2012, 29847.

jueves, 5 de julio de 2012

Solenostemon IV

Disparo de la fotografía: Sevilla,  Sofía Serra,  Nikon D-80, Nikkor 18/135,
0.0080 s  (1/125),  f/5.6, 125 mm. 3/Julio/2012.29839

martes, 3 de julio de 2012

Los ojos de Afrodita

Disparo de la fotografía: Campo,  Sofía Serra,  Dimage-7, 
  f/5.5, 48.8mm. 1/Febrero/2002. 

Flores para un poeta portugués

Para este poeta, concretamente, para Leonardo B., que el pasado 1 de julio cumplió años.
Disparo de la fotografía: Casa,  Sofía Serra,  Nikon D-80, NIkkor 18-135 
 0.013 s  (1/80),  f/5,6, 75 mm. 6/Mayo/2012, 28932. 

La poética de las cosas, la justicia de las cosas

Me he quedado sin cuenta Pro en mi galería de flickr, aunque espero recuperarla en pocos días. La poética de las cosas, la justicia de las cosas. En flickr, si pagas 24'95 dólares al año no tienes límites de carga, pero lo más importante, todas las fotografías que se suban a la galería permanecen a la vista, mientras que si no dispones de cuenta "pro" sólo se pueden ver 200, lo mismo el público que el usuario. Pagué hace una semana o así la renovación, pero hoy al entrar para subir las del mes pasado como siempre suelo hacer, me ha saltado el aviso de que no dispongo de cuenta Pro. Me he ido rápidamente a la cuenta del banco a ver qué había pasado: sencillo, no había dinero cuando flickr remitió el cobro. Normal también. 

Esto no es culpa de los políticos, ni de los bancos, esto es culpa de un ciudadano que cuando dispuso de vacas gordas se encargó de comérselas todas, empachándose, de tal forma que ahora los alivios para ese empacho los saca del sueldo de sus empleados no pagando a tiempo, sino a-(pe)dita y a-trasando, como en los tiempos de maría castaña, ya que Hacienda, que somos todos, porque "la" somos todos (a mí no me acompleja ni un mostrador ni una mesa de funcionario, la administración está para servir al ciudadano, cualquier demócrata tiene esta concepción del estado) lo presiona debidamente para que cumpla con sus obligaciones fiscales por las numerosas vacas gordas que se zampó. Es decir, hace lo que tiene que hacer, Hacienda. Al contrario que el ciudadano que cometió el pecado de la gula comiendo vacas gordas sin prever la capacidad de su saco estomacal.

El otro día un querido amigo me preguntaba si no había hecho exposiciones de mis fotografías nunca. Me entraron ganas de preguntarle que "eso" cómo se hacía, lo que pasa es que andaba algo cortada y no supe reaccionar. Un "no" selló la pregunta. Algunas veces pensaba en exponerlas allá por las encinas, clavando una en cada tronco, pero antes habría de haberlas imprimido, claro, y si bien es cierto que el dinero para el local me lo ahorraba, lo que me resultaba imposible era reconvertir la lavadora en una impresora actualizada y mucho menos aún transformar el agua del arroyo en vino tinto, o sea, quiero decir, en tinta con la que "colorear" el papel fotográfico con mis fotografías. No soy Jesucristo, ni siquiera su madre, la Virgen María. Tampoco podía dedicarme a fabricar papel a partir de la madera de las encinas. Todo el mundo sabe de su extrema dureza, más o menos como si se intentara introducir el filo de un hacha en un cristal, y además de eso, y para colmo, habría desertizado un bosque ejemplarmente mediterráneo. Ahora no tengo bosque alrededor, y dispongo de algo de tinta, no mucha, y papeles, y hasta impresora. Lo que me falla es el local: lástima, no se puede tener de todo en esta vida. Normal. También natural. Completamente sano y natural. Hay que compartir, hay que repartir, no somos uno sólo en este mundo, sino siete mil millones, más todos los seres vivos y hasta inermes, agua incluida, poblando este planeta.

Por eso expongo en flickr, en mi blog o en donde pueda en este medio virtual. Porque soy natural, y sobre todo, muy-muy física y terrenal.


 


domingo, 1 de julio de 2012

Silene antes de arder

Disparo de la fotografía: Campo, Flores, Silene,  Sofía Serra,  Dimage-7, 
  f/3,5, 48,6 mm. 9/Febrero/2002. 
 
Creative Commons License
El cuarto claro by Sofía Serra Giráldez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.